You are here:   Home Deportes Defensa Urbana ¿Qué es Bullying?

¿Qué es Bullying?

Imprimir PDF

bullying

¿Cuál es la definición de molestar o intimidar (bullying)?

El acto de molestar o intimidar (bullying) es todo comportamiento agresivo que sea intencional, repetido en el tiempo y que implique un desequilibrio de poder o de fuerzas. Un niño o niña que está siendo molestado(a) o intimidado(a) tiene muchas dificultades para defenderse.

¿Quién es molestado o intimidado?
Los estudios muestran que entre el 15 y el 25% de los estudiantes de los Estados Unidos son molestados o intimidados con cierta frecuencia (“a veces o más a menudo”) mientras que entre el 15 y el 20% reportan que molestan o intimidan a otros con alguna frecuencia.
(Melton et al, 1998; Nansel et al, 2001)

Los varones son más proclives que las niñas a molestar o intimidar a otros.

Las niñas frecuentemente reportan haber sido molestadas o intimidadas tanto por varones como por otras niñas, pero los varones son molestados o intimidados con mayor frecuencia solamente por otros varones.

¿Cuáles son las consecuencias de molestar o intimidar? Los niños y los jóvenes que sufren molestias o intimidaciones son más proclives que otros niños a sentirse deprimidos, solitarios, ansiosos; tener la autoestima baja, sentirse enfermos y pensar en el suicidio.

¿Qué tan conscientes son los adultos de los actos de molestia o intimidación? Los adultos a menudo no son conscientes de los problemas de molestias o intimidaciones. En un estudio, el 70% de los docentes creía intervenir "casi siempre" en las situaciones de molestia o intimidación; sólo el 25% de los estudiantes estuvo de acuerdo con esta evaluación. (Charach et al, 1995)

¿Cómo se manifiesta el acto de molestar o intimidar?

Niños que son molestados o intimidados


Existen muchas señales de que un niño/niña está siendo molestado(a) o intimidado(a) (bullied). Algunas señales a tener en cuenta son:

  • El niño/niña vuelve a casa con prendas de vestir, libros u otras pertenencias rotas, dañadas o faltantes;
  • • El niño/niña presenta moretones, cortes o rasguños inexplicables;
  • • El niño/niña parece temeroso(a) de ir a la escuela, de caminar hacia y desde la escuela, de subir al autobús escolar o de participar de actividades organizadas con pares;
  • • El niño/niña parece estar triste, de humor cambiante, lloroso(a) o deprimido(a) cuando vuelve a casa;
  • • El niño/niña frecuentemente parece ansioso y/o sufre de baja autoestima.

Si usted sospecha que su hijo/hija está siendo molestado(a) o intimidado(a), recuerde apoyar a su hijo/hija, informar a otros y tomar medidas.

  • Primero, concéntrese en su hijo/hija. Muéstrele su apoyo y reúna información sobre el acto de molestia o intimidación. Dígale a su hijo/hija que usted está preocupado/a por él/ella y hágale preguntas.
  • Contacte al docente y/o director de la escuela de su hijo. Él o ella probablemente estén en una mejor posición para comprender las relaciones entre su hijo/hija y los demás pares en la escuela. Pídale al docente que hable con otros adultos que interactúan con su hijo/hija en la escuela para ver si ellos han observado a otros estudiantes molestando o intimidando a su hijo/hija.
  • Si usted sabe que su hijo/hija está siendo molestado(a) o intimidado(a), tome medidas rápidamente. No hay nada peor que hacer nada, y los actos de molestia o intimidación pueden tener efectos graves.

Si después de hablar con su hijo/hija y con el personal de su escuela, usted no cree que su hijo/hija esté siendo molestado(a) o intimidado(a), esté alerta sobre otros posibles problemas que su hijo/hija podría estar sufriendo. Comparta sus preocupaciones con un consejero de la escuela de su hijo/hija.

Niños que molestan o intimidan

Muchos niños participan de actos de molestar o intimidar (bullying) cotidianamente. Si bien cada niño es diferente, aquellos que molestan o intimidan a otros jóvenes comparten algunas características comunes. He aquí algunos elementos a tener en cuenta:

Características Comunes de los Niños que Molestan o Intimidan

  • Impulsivos, exaltados, dominantes;
  • Fácilmente frustrados;
  • Carecen de empatía;
  • Tienen dificultad para seguir reglas; y
  • Ven a la violencia de una forma positiva.
  • Los varones que molestan o intimidan tienden a ser físicamente más fuertes que los demás niños.

No existe una causa única para los actos de molestia o intimidación entre los niños. Una gran cantidad de factores diferentes puede poner a un niño o niña en riesgo de ser molestado(a) o intimidado(a) por sus pares. Sin embargo, se ha descubierto que los niños que molestan o intimidan tienen mayores probabilidades que sus pares que no molestan ni intimidan de provenir de hogares con ciertas características.

Factores de Riesgo Familiares para los Actos de Molestia o Intimidación

  • Una falta de calidez y participación de parte de los padres;
  • Conductas parentales extremadamente permisivas (incluyendo una falta de límites para el comportamiento de los niños);
  • Falta de supervisión de los padres;
  • Disciplina estricta y física; y
  • Incidentes de molestias o intimidaciones en casa.

Los Actos de Molestar o Intimidar y Otros Comportamientos Violentos y/o Antisociales
Las investigaciones muestran que los actos de molestia o intimidación pueden ser la señal de alerta de otros comportamientos antisociales y/o violentos más graves. Los niños que frecuentemente molestan o intimidan a sus pares son más proclives que otros a:

  • Involucrarse en peleas frecuentes;
  • Resultar heridos en una pelea;
  • Realizar actos de vandalismo o de robo de propiedades;
  • Beber alcohol;
  • Fumar;
  • Faltar a la escuela sin permiso;
  • Abandonar la escuela; y
  • Portar un arma


El acto de molestar o intimidar puede tomar diversas formas como por ejemplo:

  • Molestias o intimidaciones físicas, tales como golpear o empujar;
  • Molestias o intimidaciones verbales, tales como burlarse o insultar;
  • Molestias o intimidaciones no-verbales o emocionales, tales como intimidar a alguien mediante gestos o exclusión social;
  • “Ciber-intimidación” (Cyber bullying), enviando mensajes insultantes por correo electrónico.

Información: hhs.gov