You are here:   Home Salud y bienestar Artículos de Salud El dengue y sus síntomas

El dengue y sus síntomas

Imprimir PDF

El dengue y sus síntomas

El dengue puede comenzar súbitamente. Los síntomas usualmente incluyen fiebre alta, dolor de cabeza severo, y dolores en músculos y articulaciones. También son comunes náuseas, vómitos y pérdida del apetito. Puede aparecer erupción de la piel de 3 a 4 días después que comienza la fiebre y puede esparcirse por el torso hacia los brazos, piernas y cara. Estos síntomas usualmente no duran más de 7 días. En raras ocasiones, el dengue puede aparecer como una enfermedad severa y potencialmente mortal llamada la fiebre hemorrágica del dengue (FHD) o dengue hemorrágico (DH).

No hay medicamentos específicos que curen el dengue; se requiere que los pacientes descansen e ingieran líquidos frecuentemente para mantenerse hidratados, y pueden necesitar acetaminofén para controlar la fiebre y el dolor. Los casos severos requieren tratamiento rápido con líquidos intravenosos. Existe poca información documentando el riesgo de infección por dengue en mujeres embarazadas. A pesar de las muchas epidemias de dengue, no se ha notado un aumento posterior en malformaciones en recién nacidos.

El dengue es transmitido solamente por unas pocas especies de los mosquitos Aedes. El mosquito principal que porta el virus del dengue es el Aedes aegypti, una especie que vive en cercana asociación con humanos en la mayor parte de las áreas urbanas tropicales. El mosquito pica más en la mañana por varias horas después que amanece, y en la tarde por varias horas antes del oscurecer. Sin embargo, a veces éste se alimenta durante el día en áreas bajo techo o en áreas cercanas protegidas de la luz solar directa.

En algunas ocasiones el Aedes aegypti se alimenta en los interiores durante la noche si hay luces encendidas. Este mosquito se desarrolla en envases caseros que puedan retener agua, tales como latas, barriles, cubos, drones o tanques de 55-galones (aprox. 208 litros), llantas descartadas, floreros, y cisternas, todos los cuales se hallan frecuentemente en ambientes urbanos domésticos.   

El dengue es causado por cuatro virus relacionados: DEN-1, DEN-2, DEN-3 y DEN-4. Por lo tanto, una persona puede tener hasta cuatro enfermedades por dengue durante su vida.

Desde el 1980, el número de casos nuevos de dengue ha aumentado dramáticamente en países tropicales en todo el mundo. Los virus que causan esta enfermedad están constantemente presentes y muchos de estos países han tenido múltiples epidemias. Como las epidemias no siempre son notificadas, los viajeros puede que no se enteren si hay una epidemia antes de llegar a sus destinos.

El riesgo para los viajeros

El riesgo de una infección por dengue para viajeros internacionales es pequeño, a menos que haya una epidemia en progreso durante la estadía. El riesgo de contraer dengue está relacionado a la presencia de los mosquitos Aedes aegypti y personas infectadas en el área. La cepa específica del virus del dengue, así como el estado de inmunidad del paciente, edad, y trasfondo genético, pueden influir si una persona en particular desarrolla DH. Los niños menores de 15 años que experimenten una segunda infección por dengue parecen estar en mayor riesgo de desarrollar DH. Sin embargo, una segunda infección no necesariamente producirá DH. Esto sugiere que la mayor parte de los viajeros internacionales de áreas donde el dengue no siempre está presente, tal como los Estados Unidos, están a bajo riesgo de desarrollar DH.

Como protegerse contra el dengue

No hay vacuna disponible contra el dengue, pero los viajeros se pueden proteger siguiendo estas recomendaciones generales para prevenir la picada del mosquito:

•    Aplique repelente contra insectos en poca cantidad a la piel expuesta. Un repelente efectivo contiene entre 20% a 30% DEET (N,N-diethyl-m-toluamida). DEET en concentraciones altas (más de 30%) puede causar efectos secundarios, particularmente en niños; evite productos que contengan más de 30% DEET. Use aerosoles en espacios abiertos para evitar inhalación.
•    Ya que los repelentes pueden irritar los ojos y la boca, evite aplicar repelente en las manos de los niños.
•    Rocíe su ropa con repelentes que contengan "permetrina" o "DEET" ya que los mosquitos pueden picar a través de la ropa de tela fina.
•    Use camisas de manga larga y pantalones largos siempre que se encuentre en exteriores.
•    Use mosquiteros en las camas si su habitación no tiene acondicionador de aire o tela metálica. Para protección adicional, rocíe el mosquitero con un insecticida que contenga permetrina.
•    Rocíe permetrina o un insecticida similar en su habitación antes de la hora de acostarse.
•    Cuando utilice un insecticida o repelente de insectos, asegúrese de leer y seguir todas las instrucciones del fabricante.

NOTA: La vitamina B y los artefactos con ultrasonido NO son efectivos en prevenir las picadas de mosquito.

Reduzca el riesgo de infección

Las probabilidades de infectarse con dengue se reducen si usted:

•    Visita áreas donde no hay mosquitos que transmitan la enfermedad. Pasa la mayor parte del tiempo en edificios con aire acondicionado, hoteles u otras áreas cerradas donde los mosquitos no pueden entrar fácilmente. Evita áreas residenciales densamente pobladas.
•    Pasa tiempo en playas o áreas boscosas.

¿Piensa que tiene dengue?

Los viajeros deben avisarle a sus médicos si desarrollan cualquier enfermedad febril pocas semanas después de salir de un área tropical. Si usted piensa que pueda tener dengue, usted debería

•    Evitar medicamentos para el dolor que contengan aspirina; utilice mejor aquellos que tengan acetaminofén.
•    Descanse y tome bastantes líquidos.
•    Consultar a su médico.

Información: CDC