Entrenamiento Ayunas

Entrenar en ayunas o no entrenar, ¡ahí está el dilema! Este tema normalmente tiene muchas opiniones cuando surge la pregunta si es recomendable hacer entrenamiento en ayunas, o no. Hay quienes apoyan esta modalidad para perder peso, y por supuesto, también es posible encontrar a quienes se oponen de manera contundente. A continuación, deseamos aportar información sobre el debate, desde los planteamientos de la ciencia, especialmente hoy día cuando también suele hablarse mucho del fenómeno del ayuno intermitente.

Algunas personas consideran que entrenar en ayunas resulta beneficioso porque los lípidos trabajan aportando energía. En cambio, otros consideran que no es recomendable ya que esta práctica pudiese favorecer el catabolismo, con lo cual se perdería músculo. Veamos qué dice la ciencia al respecto.

¿Qué dice la ciencia?
Después de que se llevara a cabo un estudio, con individuos que suelen entrenar y otros que no, los resultados demostraron que después de 12 horas de ayuno, cuando el entrenamiento es moderado, la oxidación de los lípidos es mayor, especialmente en los atletas. Sin embargo, cuando la intensidad es elevada, el cuerpo no recurre a las grasas para obtener energía, sin importar el estado nutricional.

También se demostró que cuando el entrenamiento es de elevada intensidad, este no es diferente en ayunas, que cuando se había ingerido comida, ya que la oxidación de lípidos era parecida en ambas situaciones.

Puesto que los entrenamientos se hacen con una intensidad fuerte, entrenar en ayunas no funcionaría para quemar más cantidad de grasas.

Al contrario, de acuerdo a los resultados de otra investigación llevada a cabo más reciente y realizada con individuos cuya dieta era hipocalórica, demostró que entrenar en ayunas contribuía a mantener el peso y mejorar la tolerancia a la glucosa. Por otro lado, quedó en evidencia que ingerir carbohidratos antes de ejercitarse no producía los mismos efectos.

De acuerdo a los resultados de los estudios analizados, es posible inferir que, con base a lo que muestra la ciencia, es cierto que entrenar en ayunas produce beneficios, a nivel metabólico -incluso mayores que ejercitar después de ingerir comidas-, pero si la intensidad es alta, el ayuno no generará los beneficios que se esperan, así como tampoco se producirá la oxidación de lípidos.

Por ello, es recomendable entrenar en ayunas, sólo si se desean cambios metabólicos notorios, pero si ya estamos entrenados, no resultaría efectivo para quemar grasas, si dicho entrenamiento ocurre con una intensidad que oscila entre moderada y alta, como por ejemplo cuando corremos.

Así que ya lo sabes, entrenar en ayunas es ideal sólo para quienes ya están entrenados y desean ajustes en su estado físico y resistencia. No obstante, para principiantes, el entrenamiento en ayunas no aporta ventajas notorias, ni es recomendable.

Además de continuar investigando y agregando conocimientos sobre este tema, a propósito de toda la información actualizada que va surgiendo, también te recomendamos aprender sobre el método para perder peso con el ayuno intermitente, el cual seguramente te resultará una gran opción para alcanzar los resultados deseados en tu peso ideal.

Vía: Nutrición Sin Más

  • bannercotizaloalfred
  • banner hfyinc
  • banner maximum
  • Campana boss
  • the room grande 1
Go to top