cancer 1

Las mujeres casadas son las que se sienten más perjudicadas cuando el matrimonio se termina. El motivo, según los investigadores, es económico porque los hombres ganan mejor y se readaptan a la nueva realidad y al nuevo presupuesto. En tanto, las mujeres tienen más dificultades financieras.

 

Para llegar a esta conclusión, los estudiosos compararon que cuando llega el fin de la relación los niveles diarios de estrés de cada una de las personas voluntarias de este estudio. Las divorciadas fueron las que tuvieron menores niveles de bienestar y se detectó que eran las que usaban más medicamentos para relajarse.

Al contrario de lo que ocurrió con los hombres, en general, las mujeres buscaron ayuda médica antes de ir a la farmacia a pedir medicamentos que las ayudaran a aliviar las tensiones. Según este estudio, el estrés emocional para las mujeres fue 55% más que entre los hombres.
Fuente: GDA

Go to top