Quiropráctica

dolorcuello

Todos los días llegan personas a mi oficina con dolor de cuello, espalda o espasmos y la mayoría me dicen que la causa es el estrés.  El estrés del trabajo, estrés familiar, estrés de universidad, etc.  ¿Será cierto que el estrés puede causar dolor muscular y de la columna vertebral?  Puede ser que tengan algo de razón.

Primero deberíamos definir que es estrés.  El estrés es una fatiga, esta es una respuesta natural de nuestro cuerpo a diferentes situaciones que puedan percibirse como amenazantes o de gran prioridad.  Esto desencadena unas reacciones fisiológicas y activa diversos mecanismos de defensa que son necesarios para la supervivencia del organismo.  El cuerpo humano responde a los estresores activando el sistema nervioso y el sistema endocrino.  Este último hace que las glándulas adrenales produzcan mucha adrenalina y cortisol que se libera al torrente sanguíneo.  Estas hormonas se encargan acelerar nuestro corazón, incrementa nuestra presión arterial, metabolismo y respiración entre otros cambios físicos para prepararnos para reaccionar rápida y efectivamente a la presión del momento.

Por ejemplo, hace muchos años cuando teníamos que huir de depredadores y subirnos a arboles esa respuesta de estrés nos ayudaba a sobrevivir.   El problema es que en estos días en que vivimos el estrés se confunde con una patología y se trata como a una enfermedad, debido a que estamos bajo otro tipo de amenazas que no son a corto plazo sino es una respuesta más moderada pero constante.  Esto produce una sobrecarga y desgaste en el organismo y nos puede llevar a enfermedades, dolores musculares, ansiedad, inmunodeficiencia, diabetes, insomnio y muchas otras condiciones.

Ya que definimos un poco lo que es estrés podemos continuar con la parte del dolor de cuello y espalda.  El estrés no es la causa del dolor de cuello, pero es uno de los factores que influencian grandemente estos síntomas.   Otros factores que influencian pueden combinarse con el estrés pueden ser la postura en el área de trabajo o estudio, hábitos y postura al dormir, postura al ver televisión, entre otros se combinan para crear un verdadero problema en nuestro cuello y espalda.   El estrés lo que hace es complicar los síntomas que podamos tener, creando tensión muscular que puede traducirse en espasmos.

¿Ahora que tienes que hacer para poder mejorar tu problema de dolor de cuello?  Aquí hay algunas sugerencias:

  • Manejo del estrés: organizar mejor tu tiempo y tus tareas.
  • Hábitos saludables: alimentación adecuada, descanso, no fumar
  • Aceptar y enfrentar tu estrés: aceptar y reconocer estresores y desarrollar una estrategia para liberarte del estrés cuando la presión del estrés aumenta.  Reconocer si necesitas ayuda para que no se convierta en una condición mas seria como ansiedad o depresión.
  • Quiropráctica: es uno de los tratamientos más efectivos para el dolor de cuello y espalda, porque trabaja con la raíz del problema para aliviar los síntomas.
  • Ejercicios y estiramientos: la actividad física mantiene los músculos en mejor condición.
  • Técnicas de relajación: técnicas de respiración, yoga, meditación, arte, música, entre otros.
  • Masajes: liberan el estrés y mantienen los músculos sueltos.

El Dr. Gabriel Rojas, autor de este artículo tiene oficina en Hatillo; 544.8000 y Vega Baja; 689.5401

headpain

Por: American Chiropractic Association

 

Si usted tiene dolores de cabeza, no está solo.  Nueve de cada diez norteamericanos sufren de dolores de cabeza.  Algunos son ocasionales, otros frecuentes, otros son leves pero persistentes, algunos son palpitantes, y otros causan un dolor debilitante y hasta nausea.

¿Qué hace usted cuando sufre de un dolor de cabeza palpitante? ¿Aprieta los dientes y continúa con sus actividades? ¿Se recuesta? ¿Se traga una pastilla y espera que el dolor se desvanezca? Hay una alternativa mejor.

Estudios nuevos demuestran que la manipulación espinal-la forma principal de cuidado provisto por los  quiroprácticos –puede ser una opción de tratamiento efectiva para los dolores de cabeza provocados por tensión y los que se originan en el cuello.

Un reporte publicado en el 2001 por investigadores del Centro de Practicas Basadas en Evidencias (“Evidence- Based Practice Center”) en la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte, encontró que la manipulación espinal obtuvo una mejoría casi inmediata de esos dolores de cabeza originados en el cuello, y resulto en un alivio más duradero de los dolores de cabeza causados por tensión que un medicamento comúnmente recetado y con significativamente menos efectos secundarios.

También, un estudio de 1995 en el Diario de Terapias Manipulativas y Fisiológicas (Journal of Manipulative and Physiological Therapeutics) encontró que la terapia manipulativa espina es un tratamiento efectivo para los dolores de cabeza causados por tensión y que los que dejaron el tratamiento quiropráctico después de cuatro semanas experimentaron un beneficio terapéutico duradero, a diferencia de los pacientes que recibieron un medicamento comúnmente recetado.

 

Causas de los dolores de cabeza

Los dolores de cabeza tienen muchas causas.  Estas pueden incluir comidas, estímulos ambientales (ruidos, luces, estrés, etc.) y/o comportamientos (insomnio, ejercicio excesivo, cambios en glucosa sanguínea, etc.). Aproximadamente cinco por ciento de los dolores de cabeza son señales de advertencia causados por problemas físicos.

El otro noventa y cinco por ciento de los dolores de cabeza son dolores de cabeza conocidos como “primarios,” como son los dolores de cabeza “agrupados.”  Estos tipos de dolores de cabeza no son causados por enfermedad.  El dolor de cabeza en si es la causa primaria.

“La gran mayoría de los dolores de cabeza primarios son asociados con tensión muscular en el cuello” dice el Dr. George McClelland, un doctor en quiropráctica de Christiansburg, Virginia. “Hoy, los norteamericanos se ocupan más en actividades sedentarias de lo que solían hacerlo, y se pasan más horas en una posición o postura fija.  Esto puede incrementar la irritación de las articulaciones y las tensiones musculares en el cuello, la espalda superior y el cuero cabelludo, causándole dolor de cabeza.”

 

¿Qué puede hacer?

La ACA (Asociación de Quiropráctica de Norte America) sugiere lo siguiente:

  • Si pasa mucho tiempo en una posición fija, como es al frente de una computadora, máquina de coser, tecleando o leyendo, tome un descanso y estírese por unos momentos cada 30 minutos o una hora.  Los estiramientos deben llevar su cabeza y cuello a través de un rango de movimientos cómodo.
  • El ejercicio de impacto bajo puede ayudar a aliviar el dolor asociado con los dolores de cabeza primarios.  Sin embargo, si  usted es propenso a dolores de cabezas leves pero duraderos o de punzadas, evite el ejercicio pesado.  Tome parte en actividades como caminar y el ejercicio aeróbico de bajo impacto.
  • Evite apretar los dientes.  Los dientes superiores no deberían estar en contacto con los dientes inferiores, excepto cuando se mastica o traga.  De los contrarios esto resulta en tensión en las articulaciones de la mandíbula- las dos coyunturas que conectan su mandíbula con el cráneo-lo que provoca irritación de estas articulaciones y una forma de dolores de cabeza relacionados con la tensión.
  • Tome al menos 8 vasos de 8 onzas de agua al día para evitar la deshidratación, que también puede ser causa de los dolores de cabeza.

¿Cómo puede ayudarle un doctor en quiropráctica?

El Dr. MacClelland dice que su quiropráctico puede ayudarle de las siguientes maneras si es que usted sufre de un dolor de cabeza primario:

  • Efectuar una manipulación espinal o ajuste quiropráctico para mejorar el funcionamiento espinal y aliviar el estrés en su sistema nervioso.
  • Proveer consejo nutricional, recomendando cambios en dieta y quizás un aumento del complejo de vitaminas b.
  • Ofrecer consejo sobre postura, la ergonómica (posturas de trabajo), ejercicios y técnicas de relajación. Estos consejos podrían ayudar a aliviar la irritación recurrente de las coyunturas y la tensión muscular del cuello y espalda superior.

La atención quiropráctica puede ayudarte

Hable con su médico quiropráctico acerca de otras maneras de mejorar su estilo de vida.  Los doctores en quiropráctica son educados y licenciados para examinar y tratar todo el cuerpo con un énfasis específico en el sistema nervioso, los músculos y el esqueleto. También puede ayudar a las personas a llevar vidas más sanas, enfocándose en el bienestar y la prevención.

mochilas

Dr. Edel Díaz

 

Niños y adolescentes están sufriendo de dolores de espalda baja mucho antes que generaciones anteriores y la utilización de las mochilas en sobrepeso es uno de los factores contribuyentes de este mal.  Existe evidencia de que el cargar incorrectamente el bulto escolar puede causar que los jóvenes sufran de dolor de espalda baja.

 

En un estudio publicado en la revista científica Spine (Korevessis P., Koureas G., Zacharatos, S., et al. Backpacks, backpain, sagittal spinal curves and trunk alignment in adolecents. Spine se estudiaron 1252 niños entre las edades de 12 a18 años que utilizaban mochilas al asistir a la escuela.  A cada niño se le hicieron una serie de preguntas relacionadas al dolor de espalda al cargar su mochila; hacia y desde la escuela y durante sus vacaciones escolares.  En adición, se le hicieron preguntas relacionadas a la manera que cargaban la mochila en su cuerpo; una tira sobre un hombro (asimétrico) o dos tiras sobre los dos hombros (simétrico).  Finalmente, los estudiantes fueron sometidos a una serie de mediadas espinales sin sus mochilas  y con sus mochilas  sobre uno y  dos hombros.  Los resultados de este estudio fueron los siguientes:

 

  • En promedio, las niñas fueron 5.6 veces más propensas a sufrir de dolor de espalda media que los niños.
  • La utilización simétrica de la mochila causa que los estudiantes se inclinen hacia el frente en la parte alta de la espalda.  La utilización asimétrica de las mochilas  causa que los estudiantes eleven el hombro en el cual llevan la tira del  bulto y el movimiento de la parte alta de la espalda hacia el lado opuesto.
  • Los estudiantes que cargan las mochilas asimétricamente fueron 2.9 veces más propensos a sufrir de dolor de espalda media y 5 veces más propensos a sufrir de dolores de espalda baja que los estudiantes que cargan sus mochilas  simétricamente.
  • Los estudiantes que cargan las mochilas asimétricamente fueron 4 veces más propensos a sufrir de dolor de espalda baja “de alta intensidad” que los que cargan sus mochilas simétricamente.
  • Se descubrió una “correlación significante” entre el tiempo que los estudiantes estaban en la escuela y el dolor de espalda durante las vacaciones.  Los investigadores atribuyen este hecho a una “respuesta tardía” al estrés aplicado a la espina dorsal durante la época escolar.

 

La incidencia de dolores de espalda en niños y adolescentes varía de de país en país.  Sin embargo, dicha incidencia varia entre un 20% a un 50% en algunas poblaciones.  Otros estudios sugieren que el dolor de espalda a una temprana edad podría ser un factor contribuyente para que el individuo sufra de dolor de espalda como adulto.  Como resultado, la utilización apropiada de las mochilas, especialmente entre los niños, no debe ser subestimada.

Uno de los factores contribuyentes a este problema lo es el que fuerzan a nuestros niños a cargar con todos sus libros durante todo el día escolar.  La Asociación Americana de Quiroprácticos (ACA, por sus siglas en ingles) ofrece las siguientes sugerencias para prevenir dolores innecesarios en los estudiantes:

 

  • Asegúrese que la mochila no pese más del 10% del peso de su niño.  Una mochila más pesada causa que el niño se incline hacia el frente para tratar de balancear el peso en su espalda, en vez de los hombros, por las tiras.
  • La parte inferior de la mochila nunca debe estar a más de cuatro pulgadas por debajo de la cintura.  Un bulto muy bajo aumenta el peso en los hombros, causando que el niño se incline hacia el frente cuando camina.
  • Una mochila con compartimientos individuales ayuda a colocar su contenido  eficientemente y ayuda a balancear el peso del mismo.
  • Asegúrese que los objetos grandes y puntiagudos sean colocados lejos del área de la mochila que va hacia la espalda del niño.
  • El bulto más grande no es necesariamente el mejor.  Mientras más grande es la mochila, más probabilidades existen de que el niño cargue con más cosas, lo que hará el bulto mas pesado.
  • Insista que el niño utilice las tiras en los dos hombros. La utilización de una sola tira puede causar espasmos musculares al igual que dolores de cuello y espalda.
  • Las tiras de los hombros deben ser anchas y acojinadas.  Las tiras sin acojinamiento pueden causar molestia y dolor en los hombros.
  • Las tiras deben ser ajustables para que la mochila se ajuste al cuerpo del niño.
  • Si la mochila es muy pesada, debe hablar con el (los) maestro(s) para buscar la manera de que el niño no cargue con los libros que no serán utilizados en el día escolar.  Muchos distritos escolares en Estados Unidos están utilizando los libros en el formato de CD-ROM para eliminar el peso de los libros.
  • Aunque la utilización de las mochilas con ruedas es muy popular, la ACA está recomendando que las mismas sean utilizadas con cautela y de una manera limitada; solamente por aquellos niños que no pueden físicamente cargar con la mochila.
  • La ACA endosa la mochila “Samsonite Chiropak”, una mochila escolar diseñada para disminuir el  estrés en el cuerpo que ocasiona el cargar libros.  “Chiropak” ofrece superficies cómodas para el contacto con la espalda y una correa ajustable para la cintura, entre otras cosas.  Para más información sobre la “Chiropak’ puede acceder a www.chiropak.com o www.samsonite.com.

 

 

El autor es médico quiropráctico y tiene especializaciones en medicina deportiva y en la técnica de Ajuste y Manipulación de Decompresión de Cox® para el tratamiento de discos herniados. Fue profesor del National College of Chiropractic en Chicago, Illinois.  Tel: (787) 759-9605.  www.quiropracticaaldia.com 

 

 

columna

  1. Escoge dormir de  lado o boca arriba usando una almohada que tenga el ancho entre tu hombro y tu cabeza o una almohada ortopédica si es posible. Para dormir de lado puedes acomodarte en posición fetal abrazando una almohada y colocando otra entre tus piernas.

 

  1. Para ver televisión, sentado será tu mejor postura. Procura posicionar el televisor bastante alto, de modo que no tengas que mirar hacia abajo para verlo.

 

  1. Si padeces de reflujos o asma y tienes que dormir inclinado hacia arriba, levanta el mattress con una o más almohadas. También puedes levantar la cama en sus patas con un pedazo de madera o varios libros.

 

  1. Para doblarte correctamente separa tus piernas más ancho que tus hombros o da un paso hacia al frente y entonces dobla tus rodillas manteniendo tu espalda derecha. Al levantar, haz la fuerza con los muslos donde están los músculos más fuertes que tiene el cuerpo y así evitarás lesionar tu espalda.

 

  1. Si disfrutas de la lectura, procura localizar el libro de forma tal que no tengas que inclinar el cuello hacia abajo todo el tiempo. Inclina el libro a un ángulo entre 30º a 45º si estás en un escritorio o levántalo a la altura de tu vista si estás sentado.

 

  1. Si utilizas la computadora procura que el monitor esté frente a ti a la altura de tu vista.  Un monitor hacia el lado o muy bajo causará problemas en el cuello.

 

  1. Al estar sentado, hazlo por períodos cortos de tiempo. Entre cada hora u hora y media es recomendable tomar un “break” para moverte y caminar un poco. El estar sentado es la postura que más presión ejerce sobre la espalda baja y puede complicar una condición existente.

 

  1. Realiza algún ejercicio tres veces o más  semanalmente si es posible. Caminar es preferible. Si vas al gimnasio puedes alternar entre la elíptica, la trotadora y la bicicleta. Siendo la última sentada, limita el tiempo en ella.

 

  1. El trabajar en el patio para plantar o desyerbar, sostén tu cuerpo poniendo una o ambas rodillas en el piso. Así evitarás doblar tu espalda sin apoyo.

 

  1. Cuando sientas que has tenido un día fuerte para tu cuello o espalda utiliza un “pad” frio o una bolsa de hielo de 10 a 15 minutos en el área afectada varias veces de forma preventiva. No esperes a tener dolor para hacerlo.

Page 1 of 3

  •  Start 
  •  Prev 
  •  1  2  3 
  •  Next 
  •  End 
  • bannercotizaloalfred
  • banner hfyinc
  • banner maximum
  • Campana boss
  • the room grande 1
Go to top