a11

 

Somos personas en construcción.

“Preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas;

todo barranco será rellenado , todo monte y colina será rebajado,

lo tortuoso se hará recto y las asperezas serán caminos llanos”.

Preparar caminos nuevos; allanar los montes de mi alma, los montes que obstaculizan y no me dejan ver

con claridad por dónde ir; llenar el valle para que tenga suficiente altura y así poder salir de mi nostalgia

cuando me invada el desánimo.

Me gusta la imagen de construir sobre cimientos sólidos mi vida. Cambiar lo que haya que cambiar.

Dejar igual lo que funciona bien. No porque ya haga algo desde hace años tengo que cambiarlo. Si

funciona y me da vida puedo seguir haciéndolo. Si no funciona, si me hace mal, lo cambio.

Vivimos en una época en que lo nuevo es muy atractivo y las cosas quedan anticuadas en seguida.

Queremos cambiar lo viejo aunque todavía funcione bien. No nos importa.

Cambiar una lavadora porque me ofrecen una nueva muy barata. Funciona la vieja, pero la cambiamos.

Como si lo nuevo fuera siempre mejor que lo viejo. Cambiar de trabajo, de casa, de ciudad, de amigos.

Cambiar de vida. Como si la vida que llevamos nos aburriera.

¿Es necesario siempre cambiar por cambiar? No por cambiar soy más feliz. Tengo que hacerlo con un

sentido. Es bueno cambiar lo que no funciona, mejorar mis hábitos y mis maneras cuando no son las

adecuadas.

Cambiar de casa cuando la que tengo no puedo mantenerla o me queda pequeña. Cambiar de trabajo

cuando ya no doy más en el que tengo, porque he tocado mi techo o porque no me ayuda a ser mejor

persona. Cambiar por cambiar no siempre es bueno.

Siempre podemos soñar más alto y alcanzar cumbres inexploradas. Creo que el cambio más importante

pasa por construir sobre una tierra que esté en orden. Cambiar el alma es importante. Porque siempre

podemos ser mejores, tener mejor humor, ser más de Dios y vivir menos apegados a la tierra.

Fuente: Aleteia.org

  • bannercotizaloalfred
  • banner hfyinc
  • banner maximum
  • Campana boss
  • the room grande 1
Go to top